AlbaCiencia

Author Archives: Adrián Villalba

Encuestra sobre cultura científica en España

a

Ayer se publicaron los resultados de la encuesta de percepción social de la ciencia que ha llevado a cabo el FECYT en toda España. Éste estudio se realiza a finales de 2014 y ha sido practicado con frecuencia de cada dos años. Los datos se ponderan según el peso de población que aporta cada región.

Me parecía interesante esta encuesta y quería comentarla con todos vosotros. Los números son números y las matemáticas no las vamos a cambiar, pero lo que sí pueden existir son diferentes matices o interpretaciones que le demos. Cada uno seguirá la vertiente que más le convenza y creo que se puede sacar mucho jugo a los resultados obtenidos por FECYT.

Vamos allá. La primera pregunta trata acerca del interés por la ciencia respecto otros temas según los encuestados. Tenemos lo siguiente:

b

Es comprensible que los primeros temas sean Trabajo y sanidad, debido a que son dos aspectos conflictivos debido a las políticas que llevamos a cabo hoy en día. Deporte y política nos superan ampliamente pero nos acercados a Cine, Educación y Consumo. ES HILARANTE que separen ARTE Y CULTURA de CIENCIA. Lo es porque al fin y al cabo la ciencia es cultura y mientras en este país sigamos separándola de la cultura, a la que pertenece y a la que se encuentra íntimamente ligada, seguiremos despreciando la ciencia de manera colectiva.  Seguiremos preguntándonos aquello tan deleznable e hipócrita del “¿Esto para qué sirve?”. No anduviera tan poco desencaminado Ramón y Cajal en los días de hoy cuando lamentaba que «Al carro de la cultura española le falta la rueda de la ciencia». También deberíamos destacar el falso negativo que obtenemos cuando Temas de Famosos es el tema que menos nos interesa en general. Si realmente lo fuera no tendríamos los programas que tenemos en televisión a todas horas.

(pincha en la imagen para ampliar)

(pincha en la imagen para ampliar)

El interés por sexos y en cada franja de edad varía mucho. Se hace notar especialmente entre varones y mujeres, el sesgo de género en la ciencia es el gran cuello de botella que nos limita llevarla al gran público. El fracaso es de la sociedad en general que estigmatiza dos términos (ciencia y tecnología) que abanderan el progreso. Destaco que para los grupos más jóvenes de edad la ciencia ocupa un lugar preponderante y relativamente notable entre gente de mediana edad.

(pincha en la imagen para ampliar)

(pincha en la imagen para ampliar)

El % de ciudadanos poco o nada interesados por la ciencia es preocupante. Un 24.3% de desinteresados es aceptable en el siglo V d.C pero no en el XXI, donde nuestra vida cotidiana se fundamenta en este tema. Las causas mayoritarias apuntan a nosotros –científicos, divulgadores y profesores- así que espero que sirva como revulsivo para seguir mejorando día a día en lo que nos corresponde.

A continuación procedemos a valorar a los científicos y los comparamos con otras profesiones.

(pincha en la imagen para ampliar)

(pincha en la imagen para ampliar)

No entiendo porque médicos, científicos e ingenieros no vamos de la mano si las bases que utilizamos en nuestro trabajo son las mismas. ¿Os acordáis de la primera pregunta? Si volvemos al primer gráfico, los temas que despertaban más interés eran Trabajo, Economía, Política… Justo los últimos puestos de la lista. Podría mirarme estas respuestas con buena fe y algo de inocencia pero esto me hace pensar que tal vez a los científicos nos valoran tanto porque no saben o no les interesa lo que hacemos.

Aquí han preguntado por la formación en ciencia. Me hace gracia que FECYT presente los resultados contrastados con los de 2002 para que parezca que ahora estamos mejor formados. Pero no, seguimos siendo una sociedad acientífica y con una preparación muy pobre en este tema.

En cuanto al tema económico al menos casi todos coincidimos en que hay que invertir más. Me diréis que soy redundante, pero aún no entiendo porque la misma gente que muestra desinterés y desconocimiento apoya invertir en ello. Significaría mucho para los que nos volcamos en  la ciencia, que no se convirtiera en el tópico al que recurrir para quedar bien o por formalidades sino una causa que defendamos con causa de razón.

(pincha en la imagen para ampliar)

(pincha en la imagen para ampliar)

Y llega el punto álgido. Las preguntas de alfabetización de las que llevamos algo más de 48 horas jactándonos por Redes Sociales (que casualidad que en twitter todo el mundo tenga la respuesta correcta, no como a pie de calle). Aquí vemos en verde los % de gente que acierta las siguientes preguntas (he escogido las que más me han llamado la atención):

(pincha en la imagen para ampliar)

(pincha en la imagen para ampliar)

Sí, aún hay gente que cree que el Sol gira alrededor nuestro y que en un pasado coincidimos con nuestros antepasados saurios.

(pincha en la imagen para ampliar)

(pincha en la imagen para ampliar)

También es muy desoladora esta respuesta. Sobre todo porque son cuestiones de sanidad básica y de las que un mal uso puede llevarnos a epidemias como las que azotan Europa, Asia y América.

Quisiera añadir finalmente la figura anecdótica. Vamos a ver a través de que Redes Sociales la gente se informa de ciencia.

(pincha en la imagen para ampliar)

(pincha en la imagen para ampliar)

¿INSTAGRAM? ¿En serio? ¿Cómo?

(pincha en la imagen para ampliar)

(pincha en la imagen para ampliar)

Vean ustedes… Esto directamente da para otro post que prometo redactar debidamente cuando merezca la ocasión.

Muchas gracias por llegar hasta aquí, podemos seguir comentando todo lo relacionado en los comentarios. ¡Nos leemos!

Qué loco propósito, el de Crick.

Datos del libro:

Presentación2Presentación2Presentación2Sinopsis:

“Francis Crick nació en 1916 en Inglaterra, en plena Gran Guerra. Desde pequeño se destacó en los estudios de matemáticas y física, aunque manifiesta que no recuerda “haber sido excepcionalmente precoz ni haber hecho nada sobresaliente”. Inició su carrera de investigador en Londres y, durante la segunda guerra mundial, colaboró con el Almirantazgo inglés en el diseño de minas magnéticas y acústicas. Su interés pasó de la física a la biología molecular, especialidad en la que trabajó desde los treinta y un años, primero en los laboratorios Strangeways y luego en el afamado Cavendish, donde se relacionó con James Watson y Maurice Wilkins, con quienes en 1962 compartió el Premio Nobel por el descubrimiento de la estructura de doble hélice del DNA, que no es otra que la estructura de la materia genética, de la que dependemos todos los seres humanos. En 1968, James Watson publica su versión de este descubrimiento y, veinte años después, Francis Crick nos permite acceder a su propia visión de los acontecimientos con Qué loco propósito (Una visión personal del descubrimiento científico).En estas animadas memorias, el autor nos narra, entre otras cosas, su vida “anterior a la doble hélice”, su implicación en el descubrimiento del mayor adelanto científico del siglo XX, la forma en que la historia del DNA fue finalmente llevada a la pequeña pantalla y cómo la ruptura del código genético y el inicio de la revolución biológico-molecular se dieron por la simple combinación de elección y azar.”

——————————————————–

Un libro escrito por Francis Crick, co-descubridor de la estructura del ADN, de primera mano. Hay dos aspectos que hacen muy fuerte este proyecto divulgativo: el carácter autobiográfico y el desgranamiento de la biología molecular clásica.

Sabe enganchar al lector desde las primeras páginas siguiendo los hilos de su juventud y abordándolo desde su perspectiva personal para lanzarnos a sus años de gloria científica. Una transición entre la Universidad y los años de la Guerra, que fueron fundamentales para que acabara volcándose en la investigación.

Posteriormente hablará de su entrada en el Instituto Cavendish, como tardó no poco tiempo en rodearse de genialidades como Sir Lawrence Bragg, Perutz, Pauling y demás séquito de futuros premios Nobel. La llegada de Watson, las fiestas en casa de su mujer Odile y la de idas y venidas que tuvo la difracción de Rayos X. Como se rodearon de hélices casi sin quererlo y el esperado descubrimiento.

Llega al momento totalmente descafeinado, eludiendo el papel de la archiconocida Rosalind Franklin o la preponderante malicia de Wilkins, que se llevó lo suyo sacrificando el trabajo de su compañera. Imagino que como parte implicada, tampoco le resultaría provechoso hacer hincapié en la mayor negligencia del mundo de la investigación que he conocido nunca. Al fin y al cabo, pedir que Watson y Crick reconozcan parte del plagio que les facilitó Wilkins no creo que sea nunca posible.

Los capítulos que le suceden tratan sobre la miscelánea de la doblé hélice. Un par de capítulos interesantes que habla de aspectos puramente divulgativos. La extravasación de un momento clave en la investigación básica dio el salto a Hollywood y siguió en el mundo mediático de la mano de la BBC y múltiples editores.

Acaba una obra sensacional con la construcción del dogma genético desde la raíz de la biología molecular básica. De la doble hélice a la replicación del ADN, saltando a la transcripción y llegando hasta descifrar el código de la traducción.

En resumen es una muy buena obra para conocer la biología molecular, desde la cuna hasta el precedente de la biotecnología. Denotamos el sesgo de Crick, muy hábil al barrer hacia dentro pero que no deja de contar la historia que le interesaba. De cualquier modo, aunque el aspecto autobiográfico sea criticable sí que es cierto que divulgativamente hablando tenemos una joya de muchos quilates entre manos.

Esperamos vuestra opinión en los comentarios.

Puedes contactar con nosotros por mail (albaciencia@gmail.com) y redes sociales que encontraréis en la barra izquierda del blog. Nos seguimos leyendo.

 

El origen de los bebés probeta: Fecundación In Vitro.

Tan sólo existe un 35% de probabilidad de éxito (embarazo) en cada cópula humana. Aquí estamos asumiendo este valor en condiciones ideales: no hay método anticonceptivo alguno apantallando la fecundación ni existe ningún problema sexual o reproductivo entre ambos individuos (que deberán encontrarse en la franja de entre 22 – 35 años para que esta reducida proporción no se vea aún más disminuida).

Ahora bien, en cuanto a posibilidades la dicotomía del resultado es evidente: o se consigue un embarazo o no se consigue, pero lo que sí está claro es que no existen embarazos parciales. También hemos comentado antes que este % de probabilidad de embarazo en cada fecundación humana se calcula para parejas sin impedimentos reproductivos asociados. Vamos a hablar en este post de la esterilidad y una técnica de reproducción asistida – la Fecundación In Vitro – que permite concebir hijos a parejas con esta disfunción.

Por definición, decimos que la esterilidad es “la incapacidad de la pareja de lograr concebir hijos de forma natural”. Nos referíamos previamente a ella como disfunción y no como enfermedad, esto significa que esterilidad no es una enfermedad como tal sino la consecuencia de una o varias enfermedades que convergen a nivel reproductor. La causa además es variada, pero suele actuar a dos niveles: malformación de las células sexuales – óvulos y espermatozoides – o disfunción de los órganos sexuales.

v

Nos encontramos ahora mismo delante de una situación en la que, de forma fisiológica, un óvulo no va a poder fecundarse por un espermatozoide. Las técnicas de reproducción asistida permiten que este proceso se lleve a cabo en las condiciones más parecidas a las fisiológicas cuando existe una patología de este tipo.

El apodo coloquial de bebés probeta hace referencia a la metodología de la FIV. A grandes rasgos, ésta consiste en obtener un óvulo y un espermatozoide, promoviendo su fecundación in vitro – esto es, en un recipiente de laboratorio -. Pero vamos a tratar de ser algo más específicos y a detallaremos la FIV a continuación.

La parte más laboriosa es la extracción de óvulos de la mujer. Con el fin de conseguir las células en un estado óptimo, se somete la paciente a una terapia hormonal de unos días de duración – normalmente entre 1 y 6 a lo sumo -. Unas primeras administraciones de GnRH y FSH para estimular la formación de varios folículos – agrupaciones de células que acaban dando lugar al óvulo -. Finalmente también se proporciona hCG (gonadotropina coriónica humana), una hormona que dispara la ovulación y que se segrega en mujeres durante los periodos ovulatorios. Unas 30 o 36 horas post-inyección de la hormona hCG se recogen los óvulos por aspiración folicular. Es una intervención quirúrgica consistente en succionar los óvulos maduros – aquellos que alcanzan unas medidas determinadas, normalmente algo más de 17 mm de diámetro – a través de una punción en el ovario como se describe en la figura siguiente.

Aspiración folicular.

Aspiración folicular.

Cabe destacar que los óvulos obtenidos directamente del tejido ovárico serán sometidos a diferentes baños para eliminar células agregadas y otras impurezas propias del tejido.

De forma paralela pueden obtenerse los espermatozoides, que se someterán a una serie de lavados. Este paso es crucial para eliminar todos los restos de células y/o espermatozoides muertos para concentrar la muestra con aquellos más válidos. Los espermatozoides, al igual que los óvulos, pueden proceder de un donante.

Ahora ya tenemos unos cuántos óvulos y millones de espermatozoides. En un incubador, una máquina que regula la temperatura y las condiciones ambientales (proporción de oxígeno, dióxido de carbono y otros gases) propicias para la fecundación. Aquí incubaremos cada óvulo de forma independiente en una solución que contenga entre 5 y 10 millones de espermatozoides por mililitro.

La fecundación se comprueba a las 16 horas siguientes a la incubación y si ésta ha surtido efecto, el embrión se trasladará a una solución líquida específica. Se sigue su desarrollo embrionario hasta el estadio de blastocito. A continuación podemos observar la secuencia de desarrollo embrionario:

Desarrollo embrionario pre-implantacional.

Desarrollo embrionario pre-implantacional.

Una vez se ha alcanzado esta etapa embrionaria se procede a la transferencia de embriones. Básicamente se basa en depositar los embriones que previamente se desarrollaron in vitro en el útero materno. Por cada ciclo de FIV se transfieren hasta 6 embriones para asegurar la implantación. A partir de aquí el embrión implantará y se llevará a cabo un embarazo normal a lo largo de 45 semanas. Además, no existe ninguna diferencia fisiológica observada entre bebés nacidos por FIV respecto a los concebidos naturalmente.

Espero que con este ejemplo de lo que es la FIV se aclare en qué consiste la manipulación de gametos o células sexuales para promover la formación embrionaria in vitro. Existe una extensa controversia en cuanto a la naturaleza humana del embrión y la ética de los embriones de FIV… Pero esa es otra historia y deberá ser contada en otro momento. De momento, que cada uno saque las conclusiones pertinentes con la información de la que se dispone.

Esquema FIV.

Esquema FIV.

Libro: “50 cosas que hay que saber sobre genética”

Aquí tenemos los datos principales del libro:

Datos del libro.

Datos del libro.

Vamos allá con la sinopsis:

¿Nuestra personalidad es heredada o adquirida? ¿qué puede revelar el ADN acerca de la historia del ser humano? ¿qué significó la creación de la oveja Dolly? ¿diseñaremos pronto bebés a la carta ? Mark Henderson, editor científico de The Times, expone con detalle los conceptos centrales de la más reciente de las ciencias a través de una serie de cincuenta ensayos lúcidos, breves y atractivos. Comenzando con la teoría de la evolución de Darwin y finalizando con los avances científicos más recientes y controvertidos, Mark Henderson demuestra cómo el conocimiento de nuestro código genético ha modificado nuestra concepción de la vida sobre la Tierra. Accesible, informativo y absolutamente fascinante, 50 Cosas que hay que saber sobre genética es tanto una revisión cronológicamente oportuna de esta rama fundamental de la ciencia como un elemento esencial para saber qué es lo que hace que cada uno de nosotros sea realmente único.”

————————————————————————————————————————————————-

Es un libro fácil de digerir ya que se estructura en capítulos cortos: de 1, 2 o 4 páginas a lo sumo. Cada capítulo está enmarcado a lo largo de una línea temporal por lo que podemos hacernos una idea de la simultaneidad de los descubrimientos  y en el contexto que se movían. Empezamos por las bases de la biología molecular, del gen a la doble hélice. Seguiremos hablando de evolución, mutaciones y la genética humana. Las enfermedades, el comportamiento, que nos hace ser entes individuales en nuestra población… Un periplo destejiendo pares de bases y confeccionando cromosomas a lo largo de la historia de la genética en 50 pasos (capítulos) que no te dejan indiferente.

Una gran oportunidad para aprender el entresijo científico histórico que ha supuesto todo el siglo XIX en el desarrollo de una disciplina como la genética y además repasamos conceptos básicos que probablemente tengamos olvidados.

Si hay algo malo en esta obra es tal vez la forma literaria de la que hace divulgación. Un lenguaje pesado, lleno de tecnicismo para el público al que va dirigido. A veces exige sosiego al lector porque se nos atragantan las palabras haciéndose indigestas. El paso de los capítulos además no lo pone más fácil, ya que la tecnificación que adquiere a lo largo de los capítulos se incrementa exponencialmente.

De cualquier modo no dejo de recomendaros este título que además se extiende a un público con poco conocimiento, especialmente jóvenes en educación secundaria.

Ya sabéis, como siempre podéis compartir la vuestra en los comentarios.

¡Nos leemos!

El Método Científico en 8 Pasos

Infografía del Método Científico en 8 pasos. Puedes descargarlo en PDF aquí.

 

metodo cientifico

(Clica en la imagen para ampliar.)

Una fórmula para predecir tu relación: el Teorema Katherine.

Antes de empezar estas mini-vacaciones me leí un libro de ficción llamado el Teorema Katherine (John Green, literatura juvenil). A pesar de ser un libro de ficción, parte de una base matemática que desarrolla a lo largo de la trama y que justifica en todo momento mediante referencias matemáticas a distintos trabajos. Para poder adentrarnos en el tema de números que es lo que nos interesa cabe añadir cuatro apuntes acerca de la historia:

Colin es un joven prodigio que trata de diseñar una fórmula que prediga una relación sentimental. ¿En qué se basa? Pues inicialmente tiene la – ¿mala? –  experiencia de haber mantenido 19 relaciones sentimentales con 19 chicas que se llamaban de la misma forma: Katherine. Colin quiere saber cuándo conocerá a la próxima de sus novias y cuanto tiempo estarán juntos. Un pequeño detalle, a Colin le han dejado en todas y cada una de sus 19 relaciones y de ahí el interés en encontrar un predictor matemático para sus líos amorosos.

¿Cómo se supone que una fórmula puede predecir una relación sentimental? Necesitamos transformar algo tan abstracto como el amor entre dos personas a un objeto matemático representable y cuantitativo. Supongamos que podemos dibujar una relación según una gráfica, lo que representaríamos en los ejes cartesianos sería algo tal que así:

es.plot

 

Asignamos al eje de las x la variable tiempo. La primera vez que la curva cruza el eje de las abcisas se da por iniciada la relación y en consecuencia se dará por concluida la segunda vez que lo vuelva a cruzar.

Volviendo al ejemplo de arriba, observamos cómo se trata de una relación que daría su inicio un martes (x=-1) y acabaría un miércoles(x=+1). Sí, matemáticamente podemos decir que ha sido una relación independientemente de su brevedad). Además, siendo algo más rebuscados y para ahorrarnos parámetros algebraicos vamos a asumir las siguientes directrices:

  • Si la curva cruza el eje de las x desde arriba (por lo que en este punto sería decreciente, con pendiente negativo) la mujer deja al hombre.
  • Mientras que si la curva cruza el eje de las x desde abajo (por lo que en este punto sería creciente puesto que tiene pendiente positivo) sería el hombre quien dejara a la mujer.

En realidad el género aquí es totalmente trivial, también es válido para relaciones homosexuales. Simplemente debes asignar un pendiente a cada miembro de la relación (por ejemplo hombre 1 y hombre 2 o mujer 1 y mujer 2).

En la gráfica inicial, podemos ver como la relación empieza el martes cuando la función cruza el eje de las x por primera vez. Entre la noche del martes al miércoles (x=0) encontramos el punto más alejado del eje de las x (y=0). Esto significa que nos hallamos en el momento en que las perspectivas de la pareja se encontraban lo más alejadas de romper, es un mínimo. A partir de aquí la función se vuelve creciente y cuando cruza de nuevo el eje de las x (y vuelve a ser y=0) la mujer es dejada por el hombre. Éste es un ejemplo teórico para la función -x2.

Inciso: He utilizado una función sencilla (-x^2) para esquematizar como sería una relación a la que podemos aplicar nuestra teoría. Me parece curioso señalar la cantidad de hechos sobre los que podemos especular para que casualmente una noche de un día a otro pase algo que obligue a la mujer a acabar la relación que escasas horas antes había empezado. Ahí lo dejo (y no seáis malpensados).

Otro ejemplo de función algo más complejo sería:

imagen

¿Cómo lo interpretamos?

A priori es una relación que empieza viento en popa pero que va perdiendo fuelle de manera gradual hasta que la mujer (u hombre1/mujer1 si es una pareja homosexual) decide romper.

Después de leer ésto y cuando tengo tiempo me entretengo en pensar cómo serían algunas relaciones que siguieran funciones típicas como:

descarga

images

Pero la cosa no se puede quedar en funciones, una representación algebraica hecha a mano alzada. No. Colin necesitaba buscar una ecuación universal lo suficientemente versátil como para representar todas las posibles relaciones sentimentales que puedan darse entre ambos sujetos.

De la siguiente manera, Colin parte de una función que se asemeja a una de sus muchas aventuras con alguna Katherine y no hace más que añadir factores sociales que puede cuantificar – más o menos -. La cosa queda así finalmente (clica encima encima de la imagen para ampliar):

tumblr_l3mnjhPyWE1qacpuc

La fórmula no funcionó para predecir futuras relaciones pero sí explica bastante bien el transcurso de relaciones pasadas. ¿Os suena a humo? Pues nada más lejos de la realidad, todas las matemáticas que subyacen en la novela de John Green son parte de un trabajo del matemático – y ahora político por el Senado de Illinois – Daniel Biss. El Dr Biss es investigador de la Universidad de Chicago y es quien ha puesto nombre y color a la fórmula que acabamos de ver. Podéis encontrar más información sobre su persona aquí.

Espero que os haya gustado esta historia, a mi desde luego me fascinó desde que leí el libro. Tenéis más información del libro aquí e incluso he encontrado un simulador para que emules en forma de axioma tus relaciones pasadas: aquí mismo.

PD: [Expongo aquí el significado de cada incógnita, aunque parece algo esotérico lo enuncio a continuación por si hay algún lector muy interesado en saber de dónde sale cada valor:

  • A: Es la media de la edad de ambos componentes de la relación.
  • D: Diferencial dejador dejado. En escala de 1 para máximo dejador y 0 para máximo dejado. Promediar persona A y B para todas sus relaciones.
  • C: El diferencial de popularidad (Popularidad individuo A – Popularidad individuo B, en una escala de 1 a 1000 y dividido entre 75).
  • H: El diferencial de atractividad: (Atractividad individuo A – Atractividad individuo B, en una escala de 0 a 1).
  • P: Diferencial Introvertido/Extrovertido, en una escala de 0 para el máximo nivel de introversión vs 5 para máximo nivel de extroversión.]

La experimentación animal, una visión ética.

A raíz de la noticia que se dio a conocer en algunos medios la semana pasada y el consiguiente comentario – más o menos acertado – que publiqué en su momento, me veo en la obligación de hacer una exposición pública de mi postura en el debate ético sobre la experimentación animal.

Partimos de lo más básico, ¿qué viene a ser lo que hacemos cuando experimentamos con animales? Pues bien, algo que para bien o para mal el ser humano lleva haciendo desde hace milenios: usar los animales a su antojo. Dicho de esta manera, uno puede pensar que es una idea totalmente descabella, que no somos más que otro escalón en la cadena evolutiva y que nada nos da derecho a sobreponernos por encima de ninguna especie  - mucho menos a someterla-. Estoy de acuerdo con la argumentación anterior no sin antes preguntarnos ¿cuándo? ¿Cuándo podemos y/o debemos saltarnos está línea roja que nos hemos autoimpuesto? Muchos de ustedes tal vez coincidan conmigo en que el uso de animales con fines recreativos que implican sufrimiento, muerte y por ende barbarie son una atrocidad moral. Dice mucho de nosotros, ya no sólo como personas, sino como especie “racional” el disfrute del sufrimiento ajeno –sea humano o del resto de animales-. Si escalamos en el grado de utilización animal nos encontramos con la experimentación. Evidentemente, nos dejamos entre tanto muchos matices, la domesticación, consumo y caza, comercialización… En esta entrada pretendo ceñirme al tema de la experimentación animal en ciencia puesto que si hablara de lo otro perdería todo el cariz divulgativo.

Volviendo a la experimentación. ¿Por qué utilizamos animales? La respuesta es sencilla, son el mejor modelo que tenemos. Podemos trabajar con células en cultivo, pero si luego vamos a utilizar un fármaco que va a ser metabolizado por un organismo entero no podemos atendernos únicamente a las bondades que nos ofrece un sistema totalmente aislado. Cuantas más señales podamos integrar mejor, más realista será nuestra aproximación experimental a la realidad. ¿Y todo ello como lo conseguimos? Sí, con animales. Muchas de las veces que he esgrimido este argumento ante opositores  me han respondido de la misma manera: utilizad otra cosa. Desde aquí, como llevo años haciendo cada momento que recibo este “encargo” voy a proponer algo: que los anti-experimentación animal también busquen (porque si consideran el uso de animales en laboratorios un problema, desde luego el problema es principalmente suyo) un método como mínimo igual de fiable que un organismo vivo y que aporte las mismas ventajas. Ante la decepcionante propuesta animalista nos vemos obligados a seguir utilizando animales con fines experimentales.

A veces tendemos a olvidarnos de lo beneficiosa que es la ciencia para todos. Me resulta irónico leer peticiones como ésta de una plataforma virtual, que promueve la abolición de semejantes técnicas experimentales. Porque imagino que ninguno de los casi 20.000 firmantes que la apoyan habrá sufrido alguna vez un dolor de cabeza. Afortunados que nunca han necesitado una simple pastilla. Debo añadir más cosas, imagino que nunca han necesitado de una intervención quirúrgica, vacuna, tratamiento hormonal, etc. Afortunados ellos por su dádiva divina de un sistema inmune tan robusto. Roza lo ejemplar, una genética tan bizarra capaz de doblegar la selección natural y disolver el paréntesis darwiniano a golpe de cátedra moral. Desde luego, no hay nada como ser esclavo de unos principios para desafiar al Universo.

aaaa_32

Lanzo la pregunta, supongamos que alguno de nosotros requiere de una operación con cierta complejidad –hepatectomía, extirpación de algún órgano-quiste-tumor, intervención de corazón o neurológica –. Ojo, ya sé que es difícil imaginar que a alguno de estos titanes que rebosa linfocitos y anticuerpos pueda necesitar ayuda de la ciencia, pero vamos a tratar de imaginarlo por casi imposible que parezca. Pues bien, ¿Qué preferirías? ¿Un cirujano que vaya a realizar esta operación por primera vez o algún profesional que haya ensayado previamente con órganos animales si no con organismos enteros?

Estoy dispuesto a debatir con cualquiera en los comentarios o través de cualquiera de nuestras redes sociales (también tenemos mail albaciencia@gmail.com). Absteneos aquellos que vayáis a argumentar: “Pues experimentad con presos, gente que se quiera suicidar y demás.” No pienso debatir tal atrocidad digna de la mente más retrógrada – que por increíble que parezca, es un recurso muy utilizado por estos lares-.

 animales

Debate ético: animales para investigación en Barcelona

La semana pasada amanecía perplejo ante la siguiente noticia: “Ladridos y aullidos de perros para investigación en la Universidad de Barcelona alarman”. (Podéis leerla en varios periódicos locales, aquí y aquí).

El titular se clavó en mis pupilas y me aturdí antes de siquiera adentrarme en el primer párrafo. La cuestión yace en que la estabulación de animales de experimentación es un tema que afortunadamente he tratado de primera mano y puedo asegurar que todos los ejemplares se tratan con el respeto que merecen, manteniendo sus derechos en todo momento. Existe un Comité Bioético que vela fuertemente por el cumplimiento de una serie de normas que permiten el uso razonable de los animales para la investigación. Por lo tanto, si la noticia es cierta podemos decir que los estándares de calidad de investigación no se están cumpliendo y eso es algo totalmente inadmisible. Que los recortes están haciendo mucho daño no lo pongo en duda, que la desidia social y anticientifismo incipiente sepultan kilos de trabajo tampoco, pero ninguna de ellas es excusa para ejercer una rúbrica inadecuada.

Por otra parte, el IDIBELL (Insitituto de Investigación Médica de Bellvitge) responsable del estabulario, se ha pronunciado y no sólo para aclarar que cumplen rigurosamente la normativa vigente. Aseguran además que: “Los perros se utilizan para el ensayo de fármacos, en ningún momento hay manipulación genética ni transmisión de enfermedades”. Si esto es cierto – y yo confío plenamente en la estabulación animal de los investigadores de nuestro país – acabamos de dar la vuelta a la tortilla. Aquí la falta de cultura científica, desconfianza en términos que malinterpretados – transgénicos, genética, fármacos, quimiofobia.. – y la ausencia de un análisis crítico del progreso han jugado una mala partida a cierto sector de la población.

En este punto es donde pongo el grito en el cielo, porque ninguna sociedad que aspire a progresar, a alcanzar una libertad y que sea digna de escribir su Historia puede permitirse acusar la investigación tan burdamente. La cosa no acaba aquí. Incluso aunque se hubiese demostrado una mala praxis, cualquier persona con un mínimo de aspiraciones – para su país o sociedad – trataría de evitarla para refundar un sistema que igualmente permita el avance.

PUES NO. SPAIN IS DIFFERENT. AQUÍ SI PENSAMOS QUE HAY ANIMALES MALTRATADOS DEJAMOS DE EXPERIMENTAR CON ELLOS. Sin comprobar si realmente hay maltrato o no, así a lo loco. E INCLUSO SI LO HUBIERA. No pensamos como modificar las técnicas científicas para evitar su maltrato, PEDIMOS QUE SE PROHÍBA DIRECTAMENTE.

Ésta la consecuencia de la falta de cultura científica: falta de racionalidad, sensatez y un mínimo de prosperidad. Aquí montamos una petición en Change.org para prohibir que se investiguen fármacos con animales. (CUIDADO, si te envían este link con una petición para que se prohíba la experimentación animal NO lo abras: es un link con una petición para que se prohíba la experimentación animal de verdad.)

Mi opinión puede reflejarse en este comentario que dejé a una amiga que firmó la petición a través de facebook.

ea

Este es el redactado que aquí expongo para comentar la noticia y como me asombra tanto esta decisión que han tomado algunos en Change. Prometo un discurso elaborado y argumentado este sábado en AlbaCiencia (disponible a partir de las 13.00h) en el que defiendo a capa y espada este tema. No quisiera despedirme sin una magnífica foto del también magnífico divulgador Bryan Cox.

 CAaD3wRW4AEINUC

Cita célebre de Mr. Feynman

Gran cita de uno de los físicos más mediáticos del siglo pasado para encarar el fin de semana. Con todos ustedes: ¡Richard Feynman! (Clica en la imagen para ver a tamaño real).

 

richard-feynman

Esquema de una publicación científica

La infografía del mes de Marzo nos explica como interpretar una publicación científica. Donde buscarla y cuáles son sus partes. Podéis descargar el pdf aquí.

 

1425415546