AlbaCiencia

Author Archives: Aperezverde

Llega la lluvia de estrellas más intensa de 2014

En el siglo XIX hubo una lluvia de estrellas no catalogada cuya fecha del máximo venía a ser el 24 de mayo, pero no se ha vuelto a repetir. Al no repetirse no se ha podido asociar a un cometa progenitor y los datos anotados son escasos.

Han pasado muchos años de eso, pero hace unos meses la revista anglosajona Sky & Telescope llevaba un artículo sobre una nueva lluvia de estrellas que se preveía para la noche del 23 al 24 de mayo ¿Será la misma? Todo hace indicar que sí, aunque la mayoría de los astrónomos coincidía con que es pronto para decir algo con seguridad.

Imagen de una “bola de fuego” (fireball) surcando el cielo esto es, una estrella fugaz extremadamente brillante. Créditos: Pierre Martin.

Han pasado esos meses y ahora sólo faltan unos días para que podamos disfrutar de una lluvia de estrellas que lleva sin verse más de un siglo. En la comunidad astronómica las sensaciones nuevamente coinciden: expectación. Y no sólo es cosa de los astrónomos:

- ¿Una nueva gran lluvia de meteoros a finales de mayo de 2014? (EarthSky)
- ¿Preparados para la lluvia de estrellas sorpresa de mayo? (Sky & Telescope)
- Anuncian para mayo una lluvia de estrellas nunca vista antes (Europa Press)
- Una nueva lluvia de estrellas podría convertirse en una tormenta de meteoros (USA Today)

Y gracias a los instrumentos, cada vez más sensibles, ya conocemos el cuerpo progenitor de esta lluvia. Se trata de un cometa muy débil y sin gran actividad conocida. Fue descubierto el 3 de febrero de 2014 y se llama 209P/LINEAR, y su período es relativamente corto: algo más de 5 años. La Tierra atravesará el máximo del tubo meteórico los días 23 y 24 de mayo y tenemos que estar preparados para el evento.

Pero si es un cometa que no despierta demasiado interés, ¿qué es lo que hace que cause tanta expectación? El motivo es que su último perihelio fue el pasado 6 de mayo, hace tan sólo unos días, lo que indica que la Tierra se topará con un tubo meteórico recién proyectado acrecentando la hipótesis de una gran actividad en lo que a estrellas fugaces se refiere.

Tumbona y cielo despejado, una buena combinación para disfrutar de una buena lluvia de estrellas. Créditos: APOD/Adrian West.

La mayor parte de las estimaciones apuntan a una actividad de entre 100 y 400 estrellas fugaces a la hora del máximo (las Perseidas de agosto tienen una actividad de 100), aunque no se descarta una explosión de estrellas fugaces, lo que se conoce como una tormenta de meteoros, pudiendo llegar a cotas de 1.000 a la hora. El nombre de esta lluvia, ya que las estrellas fugaces parecerán radiar de Camelopardalis (la Jirafa), se le conocerá como las Camelopardálidas, y ojalá que sea como “la tormenta de Camelopardálidas de 2014”.

Así que, la noche del próximo viernes al sábado habrá que salir al campo, buscar un sitio lejos de la ciudad, con el menor número de obstáculos y prepararse para disfrutar de este espectáculo que no sabemos cuándo se volverá a repetir. En el peor de los casos, disfrutaréis de una bonita noche. En el mejor, seréis testigos de uno de los mayores espectáculos de la naturaleza: una tormenta de meteoros.


Post publicado originalmente por Antonio Pérez Verde en el portal CienciaXplora del Grupo Atresmedia

La oposición de Marte

La palabra oposición normalmente se asocia a “prueba” o “examen”. No es el caso. No tiene nada que ver con que el planeta rojo esté haciendo un examen para tener plaza fija en el Sistema Solar y que no sea excluido como le ocurrió a Plutón. Es algo totalmente distinto.

La oposición de un planeta es un punto de su órbita tal que el Sol, la Tierra y el planeta se encuentran alineados en ese orden. En el caso de Marte, cada 780 días entra en este punto y aparece en el mismo punto del cielo con respecto al Sol. Hablamos pues de 780 días de período sinódico. Y ese día es hoy, 8 de abril de 2014 a las 22:57 (hora peninsular española) cuando Marte pasa por su oposición.

Imagen de Marte obtenida por el Telescopio Espacial Hubble. Créditos: NASA and The Hubble Heritage Team (STScI/AURA).

Read more →

Anillos espaciales

Siempre me ha llamado la atención el planeta Saturno por su sistema de anillos. Supongo que a muchos de vosotros os pasa algo parecido. Pero Saturno no es el único planeta del Sistema Solar que posee anillos: Júpiter, Urano y Neptuno también los tienen pero no son visibles desde la Tierra, tan sólo con telescopios espaciales y bajo muy buenas condiciones.

Allá por 2004 pude ver por primera vez los anillos de Saturno a través de un telescopio. El pensamiento que tuve fue que era igual que lo que había visto en los libros. Han pasado 10 años y todavía me entusiasma ver esos anillos, ajustar el enfoque e intentar vislumbrar la división de Cassini entre los anillos A y B, o identificar algunos de los satélites visibles. Titán, Dione o Rea son fáciles de ver.

¿Y por qué os cuento esto? Porque se ha descubierto un nuevo cuerpo dentro del Sistema Solar que tiene un sistema de anillos. Se llama (10199) Chariklo y es un cuerpo menor que orbita entre Saturno y Urano. El hecho de ser un cuerpo menor indica que su masa no es la suficiente como para que su gravedad le confiera un aspecto cuasi-esférico. Read more →

El planeta del clima extremo

Imagina vivir en un planeta con un  clima tan errático en el que no sabrías si salir a la calle en pantalón corto o con un abrigo de frío extremo. Así es este raro y inestable mundo recién descubierto por el observatorio espacial Kepler de la NASA.

Este exoplaneta, llamado Kepler-413b, experimenta un salvaje movimiento de bamboleo sobre su eje -llamado movimiento de precesión- que recuerda a una peonza cuando está a punto de dejar de girar. La inclinación del eje de rotación de este planeta puede variar hasta 30 grados en un período de 11 años, dando lugar a cambios rápidos e imprevisibles en las estaciones. Como comparación, la precesión de la Tierra es de 23.5 grados en un período de 26.000 años. Así que es normal que los investigadores estén sorprendidos de la magnitud que presenta la precesión de este nuevo exoplaneta. Read more →

Estrellas enanas marrones y su parte meteorológico

Las enanas marrones son estrellas que no poseen la suficiente masa como para iniciar fusiones nucleares en su interior y solo pueden brillar débilmente en longitudes del espectro infrarrojo. Dicho de otro modo, son el eslabón perdido entre los planetas gigantes gaseosos y las estrellas débiles. La primera enana marrón se descubrió hace tan solo 20 años, por lo que hablamos de objetos de reciente descubrimiento. De hecho, a día de hoy se conocen unas pocas cientas de ellas.

Impresión artística de la estrella Luhman 16B. Los tenues detalles finos de la superficie se han añadido como efecto artístico. Crédito:ESO/I. Crossfield/N. Risinger.

Read more →