AlbaCiencia

¿Cómo afecta la marihuana al cerebro?

La marihuana – mariguana según la RAE –  es una preparación de flores y hojas trituradas de la planta de Cannabis sativa. Esta mezcla suele consumirse como tabaco con fines recreativos, religiosos o medicinales. Ahora bien ¿De qué se compone? ¿Cómo afecta al cerebro?

 

A parte de los componentes comunes a los órganos vegetales que compartes las diferentes plantas, la de Cannabis dispone de unas moléculas singulares: los cannabinoides. Al menos setenta tipos diferentes de estos psicoactivos han sido identificados en la marihuana.

El tetrahidrocannabiol o  THC es el cannabinoide psicoactivo por excelencia. Esta curiosa molécula se clasifica como metabolito secundario de las plantas y se desconoce su función fisiológica. Se ha especulado que podría utilizarse como anestésico o alucinógeno para proteger al organismo frente a depredadores herbívoros pero no se ha demostrado este efecto en la naturaleza. Debido a sus propiedades espectroscópicas, absorbe mucha luz UV-B, también se cree en la posibilidad de proteger a las plantas frente a la radiación violeta.

La administración exógena de THC – por inhalación directa o vaporación pasiva – produce un efecto analgésico moderado, de aquí su uso medicinal. El THC se une a receptores de neuronas y sistema inmune. En el cerebro, la unión de THC a receptores de membrana en neuronas se asocia a la activación de proteínas G. A continuación podemos ver el esquema general de actuación de los receptores acoplados a proteínas G:

 

La activación de la molécula adenilil ciclasa provoca que ésta inhiba un mensajero secundario en el interior de la célula: AMP cíclico. AMPc está implicado en abrir canales de Calcio en la neurona. Una vez el Calcio (en su forma iónica Ca+2) entra a la neurona pueda participar en diferentes mecanismos pero el principal es la liberación de vesículas o neurotransmisores. También es necesario en el funcionamiento de proteínas que organizan la división de células. Por lo tanto, una vez inhibimos con THC la expresión de AMPC conseguimos disminuir la entrada de Calcio y consecuentemente la liberación de neurotransmisores reduciendo el tráfico vesicular, de aquí el efecto alucinógeno o anestésico que ayuda a la relajación.

Así como las neuronas dejan de emitir vesículas de neurotransmisores, aumentan considerablemente otros que habían sido secretados previamente como la grelina.  Esta hormona es la encargada de producir la sensación de hambre y apetito, actuando a nivel digestivo a través de la señalización por leptina. Se ha propuesto también la Dopamina como hormona hedonizante del gusto. Sustento del placer y sensación de euforia, la dopamina podría jugar un papel importante en el consumo de cannabinoides.

Como uso medicinal se aprovecha su actividad anestésica leve para reducir el dolor en patologías tales como los síntomas de la esclerosis múltiple, epilepsia y síndrome de Tourette. En 2011 se publicó un reporte sobre la toxicidad del THC y su afectación a medio y largo término. El consumo elevado de marihuana durante un tiempo considerable genera desórdenes cognitivos como la incapacidad para planear o resolver problemas.

La marihuana artificial

Hace diez años se desarrolló un fármaco para tratar la esclerosis múltiple basándose en cannabinoides a partir de la síntesis química de la molécula de THC. El fármaco, forma de aerosol, no puede ser utilizado como narcótico debido a su baja concentración de tetrahidrocannabiol libre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


five + = 11

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Post Navigation