AlbaCiencia

Científicos modifican embriones humanos ¿y qué más?

Hace apenas una semana saltaba a la palestra científica una noticia promovida por medios de masas. Cada vez que ocurre semejante suceso me estremezco. ¿Qué habrá pasado ahora?  Tal vez se trate de una disputa ecologista en contra de la manipulación genética de animales y plantas, el boicot de un acto científico por ciertos sectores sociales… O algo a lo que los españoles ya estemos acostumbrados: recortes que se han cobrado definitivamente unas víctimas más. Pues resulta que nada de eso, se encienden las alarmas del código ético universal porque científicos chinos han conseguido manipular genéticamente embriones humanos. A ver a ver, vamos a echar el freno y recapitulemos.

Muchísimas voces se han alzado en contra de abrir la puerta a esta posibilidad porque la mejora humana nos desprovee de nuestra capacidad intrínseca… BASTA. No estamos hablando de crear humanos con alas, de color rosa o torsos perfectos engendrados por el incipiente narcisismo que nos rodea. Nada de eso. Ojalá pudiéramos modificar embriones portadores de genes para enfermedades, oiga. Pero no quiero entrar a valorar el aspecto ético de la tecnología genética. Vengo a juzgar la noticia porque como algún que otro científico con la cabeza bien puesta en su sitio, existen dudas tempranas sobre la validez de este trabajo.

Embrion-e1429907473463

Con echar una ojeada rápida por encima del paper con una visión más o menos escéptica algunos pueden darse cuenta de lo mismo que vio este científico que escribe para ipscell. Dado que la publicación es en inglés resaltaré sus puntos:

-          Parece ser que la revista científica donde se publica debe parte de sus acciones al gobierno del gigante asiático. Yo personalmente no creo que ésta sea una razón de impacto, al fin y al cabo la ciencia no puede politizarse tampoco mucho. Es una práctica impersonal y de carácter propio, libre de ideologías.

-          Existen ciertos gazapos ortotipográficos en el texto. Bueno, se supone que un artículo – vaya o no a ser leído por hordas de científicos – debe cuidar al máximo las formas.

-          La revisión por pares dura menos de 24h. El famosísimo sistema “peer-review” (del que aquí no hemos hablado para no dormir a los lectores) es una rúbrica que obliga a que tu artículo pase la revisión de otros tres científicos. Como subyace de forma natural a la práctica, es técnicamente difícil apunta el autor a que una publicación pueda adaptar 3 modificaciones consecutivas en tal plazo.

Lo que vengo yo a decir es, ¿por qué todo el mundo se ha llevado las manos a la cabeza al leer el titular? Creo que todos deberíamos pararnos a leer el contenido y luego opinar. Al fin y al cabo técnicas de manipulación embrionario se llevan practicando desde hace muchos años en otras especies y con motivos médicos – no de investigación – en clínicas y hospitales, como son el Diagnóstico Genético Preimplantacional.

En resumen, hay que esperar a validar el experimento. También hemos tenido casos de negligencia científica con clonación de embriones humanos y recientemente con la generación de células humanas iPS. Una vez tengamos una respuesta fehaciente, ya podremos lanzarnos a descuartizar los argumentos esgrimidos por doquier para achacar el nuestro a la investigación que se haya hecho (pero siempre con fuentes fiables, no lo olvidemos).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


six + 1 =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Post Navigation