AlbaCiencia

El albaceteño que tiene la clave contra el ictus | Entrevista a Daniel Tornero

daniel tornero prieto

Daniel Tornerno es un científico de Albacete que trabaja en el Laboratorio de Células Madre y Neurología de la Universidad de Lund (Suecia). Su reciente estudio, publicado en la revista Brain, explica detalladamente su terapia celular para tratar el ictus. El trabajo consiste en la transformación de células de la piel en células precursoras de neuronas (conocido como derivación de iPS) que crecen en la zona afectada originando neuronas y estableciendo nuevos contactos neuronales. Es una propuesta de terapia muy innovadora, que ya ha sido probada en ratones de laboratorio con éxito y que apunta a tratar una enfermedad – derrame cerebral o ictus -  de elevada mortalidad.

Daniel Tornero ha accedido a la entrevista que le propusimos desde AlbaCiencia para hablar de su trayectoria, su paso por Albacete, su exitoso estudio y mirar al futuro. Sin más dilación, éstas han sido las palabras que nuestro entrevistado nos ha brindado para la ocasión.

1)      Antes de hablar detu trabajo, ¿Podrías contarnos cómo decidiste ser científico y cómo fueron tus primeros pasos ya entrado en materia?

Estudié Bioquímica como primera promoción en la Universidad Miguel Hernández (en Elche, Alicante). Desde el primer momento, el funcionamiento del cerebro me fascinó y cuando en último curso, allá por 1998, un profesor ofreció en clase hacer unas prácticas en su laboratorio del departamento de Neurobiología del Desarrollo, no me lo pensé. Este profesor se llamaba Francisco Tejedor y me eligió para desarrollar un proyecto sobre un modelo de Síndrome de Down en la mosca de la fruta, Drosophilamelanogaster. Así que durante el último año de carrera, estuve compaginando mis estudios con la investigación en el Instituto de Neurociencias de Alicante (localizado en el campus de San Juan), obligándome a desplazarme todos los días de Elche a San Juan. Tras licenciarme, en Junio de 1999, tuve la oportunidad de continuar con el proyecto que había empezado, lo que me permitió realizar mis estudios de tercer ciclo en este prestigioso Instituto de investigación. Fue entonces, cuando me ofrecieron trasladarme a Albacete, mi ciudad natal, donde participaría en la puesta en marcha de la Facultad de Medicina, convirtiéndome en el primer becario de investigación de la Facultad, en Enero de 2001, dentro del área de Farmacología. Allí realicé mi tesis, convirtiéndome en Doctor en Neurociencia.

2)      ¿A raíz de qué situación te planteas salir fuera de España? ¿Cómo afrontas la decisión?

Tras una primera etapa post-doctoral y con casi 10 artículos publicados, me concedieron uno de los cotizados contratos Sara Borrell, que otorga el Instituto de Ciencias de la Salud Carlos III dependiente del Ministerio de Sanidad del Gobierno español. Este tipo de contratos tiene una duración máxima de 4 años y permite al investigador la realización de estancias de larga duración en el extranjero. Dada mi carencia en experiencia internacional, decidí aprovechar la oportunidad y encontré un laboratorio en el sur de Suecia que era pionero en el trabajo con células madre para terapia celular en ictus cerebral. Me pareció un campo interesante y novedoso en el que formarme con el fin de traer todo este conocimiento a mi vuelta a España. Lamentablemente, llegado el momento de retornar tras mi estancia, la situación de la investigación en España había empeorado de manera dramática y las posibilidades de realizar investigación de calidad en nuestro país se encontraban en caída libre.

3)      Resulta que tu última publicación, en la prestigiosa Brain, ha resultado ser toda una sorpresa en la medicina regenerativa. ¿En qué consiste el tratamiento de terapia celular que habéis desarrollado?

Los resultados que presento en mi artículo de Brain abren la puerta al tratamiento de los pacientes que han sufrido un ictus cerebral mediante el transplante autólogo de células obtenidas de su propia piel, previamente transformadas en progenitores neuronales mediante la herramienta, recientemente galardonada con el Premio Nobel de Medicina, de la reprogramación celular. Este abordaje, no sólo reduce la posibilidad de problemas relacionados a la generación de tumores por parte de las células transplantadas, sino que también elimina los dilemas éticos asociados a la utilización de células madre embriónicas. No debemos olvidar que el ictus cerebral es uno de los mayores causantes de muerte o discapacidades severas a largo plazo de la sociedad actual, y que por el momento, carecemos de cualquier tipo de tratamiento efectivo que ayude a reducir sus daños.

4)      Uno de los principales problemas del cultivo de iPS in vitro es la proliferación descontrolada, un fenómeno aberrante que también podría suceder in vivo. ¿Hay mecanismos para controlarlo en los estudios con animales? ¿Puede suponer una ventaja el bloqueo neuronal en G0  para salvar este inconveniente?

Tal y como se muestra en el artículo, no se ha observado ningún atisbo de tumorogénesis en los estudios realizados en el modelo de rata. La mejor manera de reducir la capacidad de generar tumores por parte de las células madre es el tratamiento, in vitro, de las células reprogramadas para la obtención de precursores específicos de las células que forman el tejido que se desea regenerar. En nuestro caso, el mayor esfuerzo se ha centrado en la generación de neuronas de la corteza cerebral, que es la más afectada en casos de ictus y cuya destrucción es la causa de los problemas motores y cognitivos que sufren los pacientes afectados. Produciendo ese tipo específico de progenitores, se ha observado que las células dejan de proliferar alrededor de los 5 meses tras ser transplantadas y ningún tipo celular ajeno al tejido cortical se ha detectado a este tiempo. La generación de teratomas está asociada al uso de células madre embrionarias, con un grado de potencialidad muy elevado, es decir, que son capaces de generar muchos tipos diferentes de células. Hemos demostrado que los precursores neuronales generados a partir de células de la piel de donantes humanos y reprogramadas como células pluripotenciales inducidas no presentan este tipo de problemas asociados.

 

5)      ¿Se espera trasladar este mismo ensayo a tests clínicos próximos o queda todavía un proceso de revisión de esta terapia?

Actualmente me encuentro en una segunda fase de este proyecto, en la cual intento demostrar la capacidad de integración funcional de las células transplantadas en el cerebro dañado a más largo plazo. Es decir, queremos saber si las neuronas generadas por las células transplantadas son capaces de regenerar la zona infartada, realizando la función que desempeñaban las neuronas perdidas durante el ictus. Además, queremos asegurarnos de los mecanismos que conducen a la mejoría observada en los animales tratados con la terapia celular, no solo en lo que se refiere a problemas motores sino teniendo en cuenta también el deterioro cognitivo de los pacientes tras el ictus.

Posteriormente, y tras cumplir con los requerimientos legales estipulados, se comenzaría con los ensayos clínicos pertinentes. Estoy seguro de que este tipo de terapias se implementarán a medio plazo, de la misma forma que se está consiguiendo con otro tipo de patologías como la diabetes.

 

6)      Y a partir de aquí tu carrera seguirá (deseamos que tan brillantemente como hasta ahora), ¿Hacia dónde te gustaría seguir? ¿Cuál es tu sueño en la investigación?

Como no podía ser de otra manera, estoy continuando con el proyecto que empecé hace cuatro años. Tras 15 años de experiencia en el laboratorio, el desarrollo natural de la carrera investigadora me encamina ahora hacia la creación de mi propio grupo de investigación, aumentando mi implicación y responsabilidad en la toma de decisiones referentes a temas organizativos y de planificación. En este punto, es imprescindible la captación de fondos económicos que financien los elevados costes de la investigación científica. Afortunadamente, y a diferencia del Gobierno español, en Suecia sí se valora la investigación tanto social como políticamente, lo que facilita la obtención de fondos ya sean públicos o privados que garanticen el desarrollo de los proyectos.

El mundo de la investigación es apasionante, pero también conlleva mucha dedicación y sacrificio. Desde el principio de mi carrera, me he sentido atraído por la docencia y contemplo como evolución necesaria en el largo plazo, el abandono paulatino de mi labor puramente investigadora en favor de una mayor implicación en la vida Universitaria.

7)      Desde Albacete, la siguiente pregunta es obligatoria. ¿Tienes pensado volver de nuevo a España? ¿Hay alguna alternativa a medio plazo que pueda devolverte a ti  -junto a parte de los demás cerebros fugados- de vuelta a casa?

Mi experiencia en Suecia no sólo me ha servido para impulsar mi producción científica. También me ha servido para descubrir una investigación de alto nivel, eficiente e ilusionante. Algo con lo que los investigadores en España sólo pueden soñar. Esto hace que, en este momento, las posibilidades de que una oferta en España me resulte atractiva, se reduzcan a cero. Obviamente, mi deseo sería volver a España y aportar mi experiencia y formación al país que me vio nacer como científico, pero siendo realistas, los atropellos que se han cometido y se siguen cometiendo en la política investigadora en nuestro país, colocan a la ciencia española en la mediocridad. Lo más triste es que recuperar niveles aceptables de competencia, llevará al menos 30 años, que debemos sumar a los 20 años de retraso que ya traíamos de tiempos pasados.

 

 

En la figura de arriba – cedida por Daniel Tornero – podemos ver las imágenes a microscopio de:

A: Aspecto de las células generadas a partir de células de la piel in vitro teñidas con un marcador neuronal (verde), un marcador de células gliales (rojo) y un marcador nuclear (azul).

B: Imagen de fluorescencia mostrando uno de los transplantes en el modelo de ictus en rata. Las células humanas transplantadas (verdes) ocupan parte de la zona infartada.

C: Fotografía de contraste mostrando las proyecciones provenientes del transplante (negro), recorriendo el cuerpo calloso en dirección al hemisferio contralateral.

D: Morfología de las células injertadas (negro) 2 meses después del transplante, muy similar a las típicas neuronas piramidales presentes en la corteza cerebral.

 

El Equipo de AlbaCiencia al completo agradecemos a Daniel Tornero su participación y el trato afectuoso con el que ha recibido nuestra propuesta. Desde aquí le deseamos toda la prosperidaf y la recompensa que su esfuerzo merece. Gracias por representar la investigación de élite con una rúbrica admirable.

 

Si quieres conocer más sobre el trabajo de Daniel, puedes visitar la página web de su laboratorio:

http://www.med.lu.se/labmedlund/lund_stem_cell_center/research_groups/laboratory_of_stem_cells_and_restorative_neurology/members

——————————————————————————————————————————

Esperamos también que os haya gustado la entrevista, podéis seguir el proyecto de AlbaCiencia por Redes Sociales:

 

Twitter: @alba_ciencia

FaceBook: facebook.com/albaciencia.albacete

También puedes contactar a través de correo electrónico: albaciencia@gmail.com

One Thought on “El albaceteño que tiene la clave contra el ictus | Entrevista a Daniel Tornero

  1. LLANOS MORAGA FERRANDIZ on 1 June, 2014 at 20:58 said:

    Hola:
    Acabo de tener noticias tuyas y me parece muy interesante tús investigaciones.
    Tengo un hijo en Tokio, que también trabaja en la investigación y también somos de Albacete. Él lo hace en el campo de las Matemáticas. Se llama Carlos Moraga, a lo mejor lo conoces.
    Me gustaría preguntarte si tienes tiempo, si unas lesiones que tengo en la materia blanca del cerebro tienen relación con lo tuyo. Esto solo si te interesa, me lo dices por correo y te lo mando.
    Un saludo y que tengas mucha suerte. Llanos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


2 − = one

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Post Navigation