AlbaCiencia

Transgénicos en Albacete | La Fábrica de Genes: Parte I

 

Un alimento transgénico es un producto obtenido a partir de  un organismo genéticamente modificado (OGM). Todo ésto al principio puede parecer ciencia ficción, pero no lo es. Los alimentos transgénicos son una realidad que se encuentra en nuestro país e incluso en nuestra misma ciudad.

Pero antes de entrar en debate nos preguntamos, ¿qué es un organismo genéticamente modificado?

Es un organismo al cual se le ha alterado su ADN, pero no de cualquier manera, a través de ingeniería genética. Hay más de una forma de modificar el material genético que se incluyen en la acepción de los OGMs, pero resulta ser que el límite para esta acepción no está muy claro aún.

A continuación vamos a tratar algunas de las técnicas clásicas o más habituales para el desarrollo de OGMs.

El uso del ADN recombinante, que está muy extendido en bacterias y otros organismos inferiores, es el paradigma por excelencia. Consiste en extraer un gen de un organismo o individuo cualquiera e introducirlo en otro. Una idea tan simple requiere de un procedimiento complejo, proteínas que ayuden a aislar un gen y extraerlo, vehículos que transporten ese gen hacia la célula de destino y nuevamente proteínas que ayuden a que ese gen haga su función.

En la imagen de arriba, obtenemos un gen de una bacteria. Conseguimos aislar a través de un grupo de proteínas específicas que pueden cortar los extremos del gen concreto y aislarlo entero (no nos conviene romperlo porque luego es difícil recuperarlo a pedazos y volverlo a unir) que son las llamadas restrictasas. Estas restrictasas o enzimas de restricción también nos ayudarán a cortar el lugar específico del ADN de nuestro organismo de destino para introducir nuestro gen y unirlo con ligasas (reparar los cortes hechos con restrictasas). Ahora ya tenemos nuestro gen de bacteria en una planta, por ejemplo. Como podemos ver, nuestra planta crecerá expresando el gen de la bacteria. Este gen puede dar características que la variante original de la planta no tenía.

Por ejemplo, podemos diseñar un gen que introducido en la planta del tomate la haga resistente a ciertos herbicidas, o más resistente a condiciones ambientales extremas. En principio es una ventaja tener tomateras, olivos o panizo que puedan ser cultivados y resistan temperaturas bajas, al menos las heladas no serán tan perniciosas para el agricultor.

En Albacete también tenemos transgénicos. Concretamente hay 6.655 hectáreas de maíz transgénico cultivado y parece que la cosa va a más. En el 2006 hubo una petición, la solicitud “Albacete libre de transgénicos” pero es un tema de discusión actual que no se sabe bien bien como ha acabado o acabará.

Fuente: Ministerio de Agricultura/ DataAlbacete (datalbacete.blogspot.com.es)

La semilla cultivada en Albacete es la de Mon810 (de la empresa Monsanto) o Maíz Bt. Es una semilla que proporciona resistencia al taladro. El fundamento genético se basa en la incorporación del gen de una bacteria del género Bacillus que produce una toxina que sirve como pesticida para matar algunos insectos. Como he comentado anteriormente, todo parecen ventajas pero la realidad dista algo del marco teórico en el que se encuadran las bonanzas de los transgénicos.

El debate social está abierto, los supuestos problemas que producen los transgénicos no paran de crecer y pasan por campos tan dispares como la ética, las patentes y las empresas que comercializan estas semillas, la ecología y muchos más.

¿Es cierto que el maíz genéticamente modificado puede producir un exceso de toxina Bt? ¿Suponen estos campos una dependencia económica de los agricultores frente a las empresas que les suministran las semillas? ¿Puede haber contaminación del maíz Bt por polinización y acabar extendiéndose a otros campos? ¿Favorece la semilla Mon810 la aparición de otras plagas? ¿Qué sucede fuera de Albacete y CLM? ¿Y en los demás países?

Estas son algunas de las preguntas que vamos a tratar de responder en la parte II de la serie La fábrica de genes. Y la cosa no acaba ahí, en Albacete el uso de transgénicos se extiende hasta los animales también. De hecho, el salto de organismos ha sido tan importante que se han planteado curas de muchas enfermedades a través de la ingeniería genética.

Para más información, La fábrica de genes parte II: consecuencias de los transgénicos. (Próximamente).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


− 6 = two

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Post Navigation