AlbaCiencia

Yo construí el poliedro de Császár

Para centrarnos en el tema un poliedro es una figura geométrica con caras planas (polígonos) y que encierran un volumen concreto.
El más simple de todos es el tetraedro (del griego cuatro planos o caras) compuesto por cuatro triángulos.
Cuando los polígonos que forman las caras tiene sus lados iguales y además solamente hay un tipo de polígono formando caras estamos hablando de polígonos regulares de los cuales existen cinco, conocidos como Sólidos Platónicos en honor a Platón:
El ya citado tetraedro, el hexaedro o cubo, el octaedro, el dodecaedro y el icosaedro.


Si los polígonos que forman las caras son regulares pero hay más de un tipo de polígono regular estamos hablando de los poliedros semirregulares o Sólidos Arquimedianos, en honor a Arquímedes. Hay trece de estos poliedros


Además todos  estos poliedros con convexos, esto significa que si trazamos una linea entre dos puntos cualesquiera del poliedro, esta siempre está contenida en el, se encuentra dentro del poliedro.

Todo lo anteriormente dicho está dentro del curriculo de secundaria aunque raramente se da, ya que desgraciadamente la Geometría ha sido un poco relegada por el Álgebra..
Pues bien poliedro de Császár es un poliedro no convexo,, con 14 caras triangulares no equiláteras y distintas. Por tanto no es ni regular ni semirregular. (Ver animación de Wikipedia)

Este curioso poliedro es junto al tetraedro, el único conocido que no tiene diagonales.
El poliedro de Császár recibe su nombre por el topólogo Ákos Császár, quien lo descubrió en 1949.
Allá por mayo del 2010, el blogero y matemático de Puertollano, Miguel Ángel Morales Medina, a través de su magnífico blog de divulgación matemática Gaussianos, nos animaba a construir este curioso poliedro y a unirnos a esta matemática causa.
Para inaugurar las entradas de divulgación matemática, a Adrian y a mí nos pareció una buena forma de hacerlo.
Pero aquellos que me conocen saben de mi mítica habilidad manual. Afortunadamente ser el profe de mates y tener unos alumnos tan estupendos como mis gemelos Juan y Agustín Sánchez Belmonte ha podido remediar ser un patoso construyendo poliedros o cualquier cosa que requiera de un mínimo de delicadeza.
La verdad sea dicha que la tarea tiene su dificultad y a la primera no salió muy bien.


Pero después de varios intentos han presentado este poliedro que, yo por lo menos, considero aceptable. Gracias Juan y Agustín.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


+ six = 12

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Post Navigation